¡¡¡CURSOS 2016!!!

MUJERES AL OESTE
20 años de activismo feminista

 “HERRAMIENTAS PARA INTERVENIR EN SITUACIONES DE VIOLENCIA”
CURSOS  2016*

Dirigido a docentes, trabajadoras/es sociales, médicos/as, psicólogas/os, agentes de salud, operadores/as comunitarios, abogadas/os  y/o miembros/as de instituciones y de la comunidad que estén en contacto con la problemática.

OBJETIVO GENERAL
Aportar herramientas teóricas y prácticas para  el análisis y la intervención en situaciones de violencia de género


*Nivel 1 y 2 ahora un solo curso dividido en 2 módulos

Primer módulo: desde el MARTES 5 al MARTES 26 DE ABRIL
Segundo módulo: desde el MARTES 3 al 31 DE MAYO
18 HS  A  21 HS   -    9 ENCUENTROS

ARANCEL: $ 600 por módulo

LUGAR: Mujeres al Oeste - 25 de Mayo 256 Dpto 5 - Morón Centro

INSCRIPCIÓN E INFORMESenviando datos personales

 

¡¡Festejamos nuestros primeros 20 años!!


Mujeres al Oeste invita al Encuentro Regional de Mujeres - San Martín 2015


Mujeres al Oeste invita al Encuentro Regional de Mujeres - Hurlingham 6 de setiembre de 2014


Comunicado de prensa CAMPAÑA NACIONAL POR EL DERECHO A UN ABORTO LEGAL, SEGURO, Y GRATUITO
EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LA NIÑA VIOLADA Y QUE SOLICITA ANP (aborto no punible)
Reafirmando nuestro compromiso con la defensa y promoción de los derechos humanos, desde la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito exigimos a la Justicia provincial y, en particular, a los tribunales de Concordia que cumplan con la legislación vigente que garantiza el acceso al aborto  en el caso de no punible. El artículo 86 del Código Penal argentino obliga al Estado a realizar la interrupción del embarazo si “proviene de una violación”, por ello reclamamos su inmediato cumplimiento en los efectores de salud pública. El Estado entrerriano debe garantizar los derechos de la niña de 11 años -en toda su extensión y sin dilaciones- y respetar la decisión de su madre, que solicita la interrupción del embarazo producto de un abuso. Además, deben seguirse los procesos judiciales correspondientes para sancionar al responsable del delito cometido contra la integridad sexual de la menor.
En nuestro país, en situaciones de violaciones a los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes el Estado de Derecho puede intervenir para reparar el daño sufrido, respetando siempre la decisión de la madre de la niña de 11 años.
En ese marco, demandamos que se cumpla con la legislación vigente y se preserve a la niña. Eso incluye la no divulgación de datos sobre la menor y la situación que atraviesa, como está ocurriendo con las declaraciones de profesionales médicos y del juez de Familia, Raúl Tomaselli; porque se vulneran las leyes Nº 26.061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y la ley Nº 26.485 Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar las violencias Contra las Mujeres. 
Tanto el Código Penal, como el Protocolo para la  atención integral de personas víctimas de violaciones sexuales y la Guía Técnica de Atención Integral de los Abortos No Punibles -recientemente normatizadas por el Ministerio de Salud de la Nación-  establecen criterios claros para la intervención médica en casos de embarazos no punibles, razón lo cual estamos claramente en presencia de una negación en primera instancia de un derecho por parte de quienes deben constituirse en un reaseguro de los mismos.  
Ante un delito contra la integridad sexual, el Código Penal obliga al Estado a realizar la interrupción del embarazo. En su artículo 86, establece que “el aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible: 1º. si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios;  2º. si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.
Mientras que en el artículo 119 prevé que “será reprimido con reclusión o prisión de seis meses a cuatro años el que abusare sexualmente de persona de uno u otro sexo, cuando ésta fuera menor de trece años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción”.
La criminalización del aborto y los obstáculos al acceso a intervenciones seguras constituyen una violación de los derechos humanos de las mujeres.
Educación sexual para decidir,
anticonceptivos para no abortar,
aborto legal para no morir

Dejanos tu apoyo en http://abortolegalseguroygratuito.blogspot.com/

Para más información entrá en www.abortolegal.com.ar
 


"No son crímenes pasionales: son femicidios"

Al día siguiente de que miles de nosotrxs nos movilizáramos por las calles de Argentina  y el continente en contra de la violencia de género, cuatro mujeres fueron brutalmente asesinadas en La Plata. Las páginas de los diarios volvieron llenar la sección policiales, asociando este flagelo al crimen pasional. Bárbara Santos (29), Susana Bártoli (63), Micaela Galle Santos (11) y Marisol Pereya (30) fueron asesinadas.
El cuádruple femicidio, ocurrido durante la madrugada de este domingo, nos despierta a las organizaciones sociales y  a quienes venimos luchando por visibilizar estos asesinatos como femicidios, varios interrogantes. ¿Volveremos a padecer las versiones mediáticas y los comentarios de sentido común machista que vivimos con el caso Barreda hace más de 10 años? ¿Será, por el contrario, que gracias a la lucha de mujeres, varones, trans, feministas estamos en otro momento? ¿Hay ahora más posibilidad de instalar que estas muertes son femicidios, que tienen que ver con el patriarcado? ¿Que son casos de violencia de género? 
Esta historia ya la leímos las mujeres y quienes tenemos una sexualidad disidente. La leemos diariamente en la continuidad de una violencia que está asentada sobre la impunidad de los femicidas; la investigación y criminalización de las víctimas y en la estigmatización de lxs que luchamos contra estas injusticias. En las versiones discriminadoras en torno a la figura de la Moma , brutalmente asesinada por travesti y luego criminalizada por los medios de comunicación platense.
Nuevamente denunciamos estos femicidios, que implican el asesinato de mujeres por su condición de mujer, enmarcado en una cultura históricamente patriarcal y machista, donde el varón aparece en la escena del crimen con cierta licencia para matar. El amor descontrolado, el exceso de celos, suelen ser facetas  que sólo encubren el sentido de propiedad y placer que los hombres, en estos casos, tienen sobre las mujeres. La utilización del término femicidio es una herramienta política para hacer de lo privado algo que es irremediablemente público, y por tanto para denunciar y visualizar la violencia contra las mujeres.
El fantasma de carne y hueso de los asesinatos de Barreda sobrevuela nuestra ciudad, nuestro país, el continente. ¿Será juzgado como un crimen más, invisibilizado en sus claves que permiten describir las estructuras injustas del sistema que padecemos? ¿Reactivarán estos hechos las bromas machistas sobre el asesinato de suegras y los comentarios sobre lo acertado de realizar estas aberraciones contra las mujeres?
Desde el movimiento de mujeres y de género creemos que esto sucede porque hay posiciones hipócritas: mucho discurso pero pocas políticas públicas para prevenir y atender estas situaciones de diversas violencias que sufrimos diariamente las mujeres. Falta de definiciones de fondo que garanticen que una mujer no deba morir por tener que realizarse un aborto ilegal. Sólo con hacer memoria durante unos minutos recordamos los últimos hechos ocurridos en nuestro país:
.El asesinato de Candela: niña de 11 años, asesinada por bandas que se quieren vengar de su mamá, o familia.
.Tomás: asesinado por la ex pareja de la mamá, para castigarla. Se habla de femicidio vinculante para explicar estos hechos.
.La violación y el asesinato de Sandra Ayala Gamboa. Asesinada por joven, pobre, migrante y mujer.
. La niña salteña muerta por aborto clandestino, donde terminó presa su madre, C.G; quien por la lucha de las organizaciones populares (feministas, de mujeres, DDHH y otras) fue liberada, luego del entierro de su hija.
 . Houria Moumni y Cassandre Bouvier asesinadas en Salta, luego de ser violadas.
Según los informes relevados por la Asociación Civil La Casa del Encuentro,  durante los primeros seis meses del 2011 hubieron 151 casos de mujeres asesinadas. En relación al 2010, hubo un aumento del 20% respecto del mismo período del año pasado en que se registraron 126 casos. Estas cifran sólo reflejan una parcialidad de los casos que llegan a visibilizarse en los medios de comunicación, sumado a la carencia de un registro oficial de femicidios, del que el Estado sigue haciendo caso omiso a dicha demanda. A pesar de que estos casos no son la totalidad de los crímenes, dan cuenta de la existencia de los mismos y que su incremento obedece a patrones culturales machistas que lo naturalizan. Este flagelo continua asociándose al crimen pasional, siendo el asesino,  en la mayoría de los casos, el marido o ex pareja de la víctima.
Seguro que todas y todos podrán sumar más  a esta lista, cuántos nombres, atropellos, violencia recordemos con este ejercicio de memoria…
 Además del repudio sin concesiones y de la denuncia colectiva, nosotrxs tenemos mucho que decir sobre las causas de estas violencias. 
Sabemos que el patriarcado es un sistema de dominación, asentado sobre la desigualdad. Sabemos que estos femicidios ocurren porque hay un sistema que habilita, construye y legitima la violencia contra las mujeres. Todos los días, como este 25 de noviembre, “Día Internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres” seguimos recordando a las hermanas Mirabal, seguimos gritando “basta de patriarcado”, seguimos reclamando por el cumplimiento de las leyes contra la violencia hacia las mujeres,  y  por políticas públicas efectivas y reales, que apunten a la prevención y a la atención de las víctimas; seguimos gritando que no hay que callarse.
Seguimos, además, enojadas e indignadas por las trabas fundamentalistas que le ponen a nuestros proyectos de ley por el derecho al aborto, libre seguro y gratuito; seguimos reclamando que en todo el sistema educativo se traten y se problematicen los estereotipos de género; seguimos gritando contra los medios de comunicación que nos siguen tratando como objetos con posibilidad de que algunos sean los dueños.
También seguimos postulando que otra sociedad es posible; libre de prejuicios, de negocios donde las mujeres son mercancías; una sociedad con trabajo y dignidad, anti patriarcal e igualitaria en la diversidad.
Convocamos a todos y todas, todxs, a la sociedad en general a salir a las calles a denunciar, a no quedarnos calladas, a seguir luchando por el derecho a una vida sin violencia, hasta que todxs seamos libres!!!
¡Justicia para Bárbara, Susana, Marisol y Micaela!
¡Basta de femicidios!
¡Basta de encubrimiento de la justicia y de los medios de comunicación!
¡Incorporación de la figura de femicidio al Código Penal!
¡Por el derecho de todxs a una vida libre de violencia!
¡Por aborto legal, seguro y gratuito!

COMPA  – Coordinadora de Organizaciones y Movimientos Populares de Argentina
  0221-156411936 ( espacio de mujeres del Frente Dario Santillan. Compa)
011- 1554609165 ( Socialismo Libertario. Compa)
011- 1538228985 ( La Mella.Compa)

Región Buenos Aires
Cátedra Abierta de Estudios Americanistas; Centro Cultural de los Trabajadores; Colectivo de Educación Popular en Cárceles - Atrapamuros; Comedor Germinal; Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares (CEIP); Espacio Chico Mendes; Estudiantes Críticos Lanús; Frente Popular Darío Santillán; Garabatos la Aceitera ; Grupo de Estudios sobre América Latina y el Caribe (GEAL); Juventud Rebelde 20 de Diciembre ( La Mella , Lobo Suelto, La Trifulca , Corriente Sindical Agustín Tosco); Organización Popular Fogoneros; Rebelión - Corriente Universitaria; Socialismo Libertario; Casa de la cultura Los compadres del horizonte; Asamblea popular de Beccar;); Grupo AMAICHA. 
Región del NOA (Salta, Jujuy, La Rioja y Tucumán)
Colectivo de trabajadorxs "PANGEA"; Frente Popular Darío Santillán; Frente Riojano de Organización Popular (FROP); Grupo Ecologista Pro Eco; Movimiento Libertario Anarquista; Organización Feminista Anticapitalista La Otredad ; TIERRHA.
Región de Cuyo  (Mendoza, San Luis y San Juan)
Colectivo La Minga ; El Espejo; Frente Popular Darío Santillán; Organización de Trabajadores Rurales  de Lavalle (OTRAL); Retamo; Minga -  Grupo de Educación Popular. 
Región Patagónica (Neuquén y Río Negro)
Frente Popular Darío Santillán.
Región del NEA (Chaco y Formosa)
Cátedra Abierta de Estudios Americanistas; Frente Popular Darío Santillán; La Otra Voz.
Región Centro (Santa Fe, Córdoba y La Pampa )
Córdoba se Mueve; Frente Popular Darío Santillán; Socialismo Libertario; Asamblea Permanente por los Derechos de la Niñez de General Pico (APDN).

LA VICTIMA: DOS VECES VICTIMA, por Mirta Bruno

Mirta Bruno
Integrante de la Red de Monitoreo de Políticas Públicas para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en la provincia de Buenos Aires


El femicidio de la Sra. Dirlene Vieira y  la reducción de la condena impuesta al femicida ordenada por el Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, nos interpela acerca de dos aspectos: por un lado, estas muertes violentas deben ser comprendidas en el contexto de relaciones de dominación y de control masculino sobre las mujeres, cuyo corolario mas visible y extremo son los cuerpos de cientos de mujeres muertas. Por el otro, de qué manera influye  el imaginario social forjado en el molde de la cultura patriarcal, que no dimensiona el verdadero alcance de esta situación de dominio.
Es necesario considerar a los femicidios como un problema estructural y por lo tanto urge modificar comportamientos, actitudes y valores sociales.
Estos crímenes son cometidos con la finalidad de controlar a la mujer,  a quien el hombre ha convertido en su objeto de posesión. Por lo tanto, el recurso a la violencia  por parte del hombre es instrumental, y no constituye una “perdida de control”, sino una “toma de control” sobre su objeto de posesión.
En general, la interpretación de estos homicidios, esta signada por la cultura patriarcal, y sus múltiples mecanismos de justificar, silenciar y permitir su impunidad, cultura que en este caso se ve explicitada claramente en el fallo, donde el femicida se convierte en víctima de una supuesta infidelidad de la mujer, que justificaría de algún modo su accionar delictivo. De este modo, la victima sufre una doble victimización: la de  su femicida y la del discurso jurídico que refuerza los estereotipos de dominación patriarcal. Lo deja bien planteado el fiscal Carlos Altuve en su apelación.
Queda un interrogante por develar, si la situación hubiera sido inversa, si la homicida fuera una mujer ¿hubiera tenido incidencia la infidelidad del hombre para disminuir la condena? No es aventurado arriesgar que la valoración no hubiera sido idéntica.

Habla una cocinera (de Calderita Barcarola, Hilda Rais)

El fetismo no es un humanismo. Josep Vincent Marqués.


Un huevo crudo no es un niño envuelto.
Patrona X.Y. de Gameta
Les habla una cocinera
que como toda mujer
hubo oficios de aprender:
hortelana y niñera,
madre, nodriza, partera
y, como todas, aquí,
por las leyes maltratada,
pretendo sea respetada
nuestra forma de vivir,
por ello os he de decir:
Un Papa nos extramura,
un rey de turno obedece
y ordena a sus feligreses
ficción de ley con premura:
disfrazar la dictadura.

El marqués José Vicente
sostiene razón prudente:
fetismo no es humanismo.
Hombre que piensa lo mismo
que mujer, es un valiente.
Entonces, pues, aclaremos
esta fiera confusión
este apriete, esta opresión
por si alguna vez dudamos;
puede que sí pues estamos
en tierra tan singular
que penaliza abortar
cuando la experiencia enseña
que la mujer es la dueña
de no desear maternar.
Sueña la iglesia que sabe, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando
y a todo mundo prohibe
discutir lo que prescribe:
qué delicia es permitida,
cuál querra es una Cruzada,
qué gente es la inadecuada y
–vaticana y protegida–
cuándo comienza la vida.
¿De qué vida conversamos?
Flores, pájaros, verduras,
animales de pastura,
son vida y no nos culpamos
cuando esa vida acabamos.
No se tome esto a broma:
una pluma no es paloma,
la semilla no es zapallo
y simiente no es caballo.
Hablemos, pues, de persona.
La idealización no evita
conocer algo profundo:
persona se es en el mundo
–aunque sea pequeñita–
si en otro cuerpo NO habita.

¿Es lo humano una ilusión,
una sombra, una ficción?
¿La raicilla, es rabanito?
¿Es la yema un pollito?
¿Tiene un huevito razón?
¿Es la masa un pan horneado?
¿Un poroto, es un guisado?
¿Es un chocho carbonada
o la aceituna empanada?
¿La escama, es un pescado?
Tanto ejemplo no es en vano,
el semen no es un enano,
el óvulo no es doncella,
cigoto no es vida bella,
EMBRION NO ES SER HUMANO.